¿De verdad somos una sociedad precaria económica y laboralmente?

Cómo se normalizó la precariedad (y qué hizo España al respecto)

Un nuevo estudio analiza la paradoja implícita en algunas de las políticas sociales que han intentado combatir el auge del trabajo mal pagado, y que pueden empeorar la situación
Foto: Como circular sobre suelo resbaladizo. (iStock)
Como circular sobre suelo resbaladizo. (iStock) 
El empleo no es lo que era. Los cambios tecnológicos, la globalización y la aparición de nuevas formas de relación laboral han dado lugar a una nueva precariedad que, poco a poco, amenaza con convertirse en una nueva norma. Como tal, requiere una respuesta por parte de las autoridades, que han seguido la máxima de “si no puedes contra el enemigo, únete a él”. Como recuerda una investigación publicada en el último número de ‘Work, Employment and Society’, la forma en que los países europeos están adaptándose a esta nueva situación está dando lugar a “contradicciones y tensiones”. Si antes la precariedad (sueldos bajos, contratos temporales, empleos a tiempo parcial) era una situación excepcional que había que erradicar, ahora pasan a convertirse en una realidad para millones de trabajadores.

La necesaria ciudad del presente y del futuro

Malmö es un enclave multicultural que cuenta en la actualidad con 262.397 habitantes, procedentes de diferentes nacionalidades -el porcentaje de extranjeros alcanza el 24%-. La mayoría de ellos ha nacido en otros países europeos, aunque el número de iraníes, iraquíes y afganos es significativo. El 36% de las personas de origen extranjero no posee la ciudadanía sueca.

DATOS SOBRE MALMÖ (2001)
Número de habitantes 259.579
Personas nacidas fuera de Suecia 60.244 (23%)
Ciudadanos extranjeros 26.396 (10%)
Crecimiento demográfico 1998 1999 2000
3.496 2.670 2.005
Densidad de población 1.686 personas por kilómetro cuadrado

Continuar leyendo “La necesaria ciudad del presente y del futuro”

¿Vale la pane invertir en la distribución para Amazon?

El fin de los repartidores, o cómo Amazon va a apuñalar a las grandes ‘paqueteras’

La decisión del gigante del comercio electrónico de repartir sus propios paquetes amenaza con poner patas arriba el sector postal patrio. ¿Quién sale perdiendo (y por qué)?
Foto:
Autor: Lucía Caballero, Contacta al autor,  

La sociedad pública Correos y Telégrafos no pasa por su mejor momento: los Presupuestos Generales prevén que cerrará el 2018 con unas pérdidas de 122,6 millones de euros. La empresa estatal lleva varios años acumulando resultados deficitarios, una decadente situación financiera que, según ha dejado entrever recientemente el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, planea capear apostando fuerte por la gestión de paquetes procedentes del ‘e-commerce’Continuar leyendo “¿Vale la pane invertir en la distribución para Amazon?”

Las Nuevas Tecnologías son barcelonesas

La tecnología tira de la economía barcelonesa

Empresas como Facebook, Lidl o Nestlé crecen en la ciudad para aprovechar el ecosistema innovador
Torre Glòries, antigua Torre Agbar, centro del distrito 22@, donde se han instalado muchas firmas tecnológicas.
Torre Glòries, antigua Torre Agbar, centro del distrito 22@, donde se han instalado muchas firmas tecnológicas. Carles Ribas EL PAÍS
Nació como un espacio de networking que diera cobijo a emprendedores de Barcelona. Hoy, el Pier 01, ubicado en el Palau de Mar, es un hervidero de startups y una muestra de la atracción que tiene la ciudad por las empresas tecnológicas. En este centro están Tiendeo, HolaLuz o ByHours. Y ahora acaba de aterrizar Chartboost, una compañía nacida en San Francisco pero fundada por dos catalanes, Maria Alegre y Pepe Agell. Siete años después de que abriera su sede en Silicon Valley, la empresa dedicada a publicidad en los videojuegos ha decidido volver a Barcelona con 20 ingenieros y un objetivo: buscar el talento y el ecosistema innovador por el que se pelean multitud de empresas. En los últimos meses la ciudad ha vivido una lluvia de proyectos tecnológicos, desde grandes corporaciones como Facebook, Lidl, Microsoft o Nestlé, hasta empresas especializadas como Satellogic, Energisme, Moodle o Zeptolab. La tecnología ha impulsado en el primer semestre del año a la capital del Mobile World Congress, que necesitaba dejar atrás las malas noticias por los traslados de sedes sociales o por la caída del turismo.

Como evitar e identificar identificar las fake news

Seguridad Tecnológica

Guía para identificar las fake news

Esther Payueta
A finales del siglo XIX, Joseph Pulitzer y William R. Hearst fueron los encargados de llevar a los quioscos las primeras publicaciones denominadas “amarillistas”. La prensa amarilla daba un toque sensacionalista a sus artículos, buscando vender más ejemplares. ¿Y si aquellos magnates de la comunicación conocieran el efecto viral que tiene el sensacionalismo en el siglo XXI?

Leer más

5 bulos de Internet en los que has caído alguna vez

SIGUIENTE ARTÍCULO
Lo escandaloso, lo impactante, lo increíble, vende. En la era de Internet y de las redes sociales, el sensacionalismo ha encontrado una vía exponencial para su difusión: las llamadas “fake news”. Este término comenzó a popularizarse en las elecciones estadounidenses de 2016, pese a que su origen se remonta al siglo VI y a las informaciones falsas del historiador bizantino Procopio de Cesarea. Las fake news son noticias falsas que se difunden y que el usuario no verifica y comparte por su atractivo o impacto.

Continuar leyendo “Como evitar e identificar identificar las fake news”

El comercio electrónico se impone en la distribución

El eDelivery apuesta por la internacionalización

El salón dedicado a la logística del comercio electrónico crece un 20% en su segunda edición

Organizado por el CZFBEl eDelivery apuesta por la internacionalización

, Barcelona Rueda de prensa de presentación del salón eDeliveryRueda de prensa de presentación del salón eDelivery (Jose Polo)

Nació el año pasado y, en su segunda edición, el salón dedicado a la logística del comercio electrónico, el eDelivery Barcelona, crece y apuesta por la internacionalización. Según ha explicado la entidad que lo organiza este jueves en rueda de prensa, el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), entre el 5 y el 7 de junio participarán “un 20% más de empresas” respecto a su estreno para llegar a más de 50 en total.

“Hemos dado un paso importante en la internacionalización de las ponencias”, ha explicado la directora general de la feria, Blanca Sorigué. “Todas las sesiones tendrán, como mínimo, un ponente internacional”, ha agregado Sorigué. Los líderes del sector, como DHL, Correos, Privalia, o Decathlon, por ejemplo, estarán presentes.

Lleguir l’article complet a La Vanguardia

Las paranoias humanas… entre otras las tecnológicas

La música pop ya lo advirtió: ojo con ser engullidos por la paranoia tecnológica

Como si se tratase del reflejo sonoro de series como ‘Black Mirror’, músicos como Arcade Fire, U.S. Girls, St. Vincent, Tracey Thorn, Kendrick Lamar o Tune-Yards alertan de la creciente demencia en que Internet y las redes sociales nos tienen sumidos

Carlos Pérez de Ziriza 

“He visto tu página, qué bonita tu nueva vida, un montón de likes y una encantadora nueva esposa… ¿cotilleas mis fotos solo para saber que estoy bien? Aunque sea con desinterés o remordimiento… me hubiera encantado que te desvanecieras sin dejar rastro, pero ahora tengo tu cara por todas partes… “ Lo canta Tracey Thorn en Face, el gran baladón de su último álbum (Record, 2018), oda al invasivo  —y a veces devastador— postureo de las redes sociales, cuyo título es trasunto directo de Facebook, la red de redes: el gran patio de vecinos —no siempre bien avenidos— en el que casi todos andamos inmersos desde hace ya más de una década. El de la mitad femenina de Everything But The Girl es tan sólo uno más de los muchos reflejos que la ansiedad hacia la sociedad de la sobreinformación, la cibertecnología y las redes sociales tienen ahora mismo en la música pop.

https://youtu.be/5ELQ6u_5YYM

El vivir permanentemente enganchados a dispositivos móviles, ligados cada vez con más ahínco a una brecha en nuestra privacidad que las redes pueden convertir en tragos más que amargos, a veces con tintes de pesadilla (que le pregunten a Mikel Izal, quien estos días ha vivido una experiencia propia de Hated In The Nation, el último capítulo de la tercera temporada de Black Mirror), está logrando que los relatos distópicos acerca de un futuro inminente de tinte apocalíptico se multipliquen como setas, concitando el interés de un público que se engancha a esas historias con el adictivo desasosiego de quien sabe que le están hablando de una situación palpable, con visos de realidad. Más cercana de lo que parecía hace solo unos años. Series como Altered Carbon o The Handmaid’s Tale o películas como Nerve se hacen eco de esa espeluznante sombra. Y era cuestión de tiempo que el pop y rock también encontraran su hueco para expresar ese mal rollo, tan inherente a los tiempos que vivimos.

 

Es curioso que, mientras la propia Black Mirror se nutría de clásicos de la música popular (Irma Thomas, The Smiths, Ricky Nelson) y de piezas instrumentales que músicos como Sigur Rós, Clint Mansell (Nine Inch Nails) o Geoff Barrow (Portishead) iban haciendo por encargo, se iba alimentando paralelamente una saga de discos y canciones que lidian con esa sombría realidad. Al paso que vamos, las distopías futuras van a tener  —de sobra—  quien les cante. Darían para más de una banda sonora. Son álbumes y canciones que toman el relevo  —desde un enfoque más actual, claro— a Video Killed The Radio Star (Buggles), Paranoid Android (Radiohead) o Everyday Robots (Damon Albarn), por solo mencionar tres profecías distantes entre sí en el tiempo.

Lleguír l’article complet a Tentaciones de EL País

El fín de los bancos …tal como los conocemos

Tres modelos digitales que desafían a la banca tradicional

EVO Banco, N26 y Revolut ganan miles de clientes como entidades de móvil y de tarjeta

Íñigo de Barrón  Madrid

Una persona maneja un móvil con aplicaciones financieras en diciembre de 2017.

Una persona maneja un móvil con aplicaciones financieras en diciembre de 2017.

Jaap Arriens Getty Images

“Los bancos están tratando de ser geniales y modernos, y construir interfaces digitales supergeniales… Pero es como ponerle carmín a un cerdo; en última instancia, sigue siendo un cerdo”, afirmó Mark Mullen, director ejecutivo de AtomBank, un banco digital británico en el que el BBVA controla el 39% del capital. Estas palabras abren el último informe del Massachusetts Institute of Technology (MIT) sobre banca digital, que arranca con una provocadora cuestión: “¿Hemos llegado al final de los bancos de la manera en que los conocemos?”.

Tres modelos digitales que desafían a la banca tradicional

Lo cierto es que la transformación digital obsesiona a los banqueros. “Mantenerse igual no es una opción”, dice un veterano directivo. La mayor parte de la banca tradicional se siente como si remara a contracorriente porque ha entrado con pesadas estructuras (muchas oficinas y plantilla) y mentalidad clásica en una guerra donde prima lo liviano y la capacidad de adaptación a lo nuevo. Tiene que atender los dos mundos a la vez, el tradicional y el móvil, y eso supone más inversión sin rentabilidad a corto plazo.

Lleguir l’article a El País

 

 

La IA no es una película

Claves para que Barcelona destaque en Inteligencia Artificial

No sólo tiene que ser una ciudad emprendedora sino también convertirse en un hub de investigaciónClaves para que Barcelona destaque en Inteligencia ArtificialLa inteligencia artificial, clave para el futuro de la economía

Esther Lanaspa, Montreal

El ecosistema de Barcelona es reconocido y atrae inversión. Sin embargo, para destacar en el desarrollo de esta tecnología e invertir en el futuro, Barcelona necesita no sólo ser una ciudad emprendedora, sino también convertirse en un hub de investigación.

En 2017 el ecosistema de start-ups digitales de Barcelona se consolidó como uno de los más potentes de Europa

En 2017 el ecosistema de startups digitales de Barcelona se consolidó como uno de los más potentes de Europa: la ciudad es el quinto hub tecnológico europeo por volumen y atrae talento y emprendedores gracias a su dinamismo, infraestructura y calidad de vida. Respecto a la inteligencia artificial (IA), en la Declaración de Barcelona del año pasado, expertos y emprendedores europeos reclamaron prudencia y sugirieron que la futura Agencia Europea para la Robótica y la IA ejerciera un rol ético en la materia.

Los recientes sucesos en los que se ha visto implicada Facebook justifican esta reserva. Sin embargo, también han evidenciado los beneficios y la importancia que la IA tiene para el futuro de la economía y la necesidad de invertir en formación y en una red de laboratorios a nivel europeo.

Lleguir l’article complet a La Vanguardia

Prioridades de la “Nueva” Economía

Digitalización y desempleo, el nuevo orden

No estamos ante una suerte de Tercera Revolución Industrial. Las máquinas ‘inteligentes’ han hecho desaparecer modelos de negocio. Habrá que administrar racional y democráticamente el trabajo, un bien escaso

por  Gregorio Martín Quetglas

Digitalización y desempleo, el nuevo ordenUn nuevo orden económico con serias consecuencias para el empleo se ha instalado entre nosotros sin que las autoridades europeas, por descontado tampoco las españolas, ni las patronales ni los sindicatos parezcan haberlo comprendido. Incluso en Estados Unidos, cuna y eje del desarrollo digital, están disparadas las alarmas. Las sinergias que se derivan del desarrollo de las ingenierías del software, robótica, telecomunicaciones y microelectrónica, han creado memorias más rápidas y baratas, mayor movilidad y ubicuidad de la información, máquinas inteligentesque combinadas con otras ramas del conocimiento como la medicina o la climatología, por ejemplo, han generado todo un universo nuevo: el de la digitalización. Un universo que, como ocurriera en su día con la electricidad, embebe los hábitos humanos y condiciona la cantidad y la calidad del empleo. Más que la sustitución del hombre por la máquina, es la aparición de nuevos productos y costumbres los que asolan muchos empleos.

Las implicaciones y preocupaciones de este nuevo orden han dejado de ser preocupaciones exclusivas de los tecnólogos. Los economistas finalmente les prestan atención (Foreing Affairs, julio-agosto; The Economist, 4 de octubre) y ya aceptan que el optimista principio de la “destrucción creativa de empleos” no se cumple esta vez. La pérdida de empleos provocada por la digitalización no encuentra contrapartida con la creación de otros que equilibrarían la balanza. Ni siquiera las start up, tan pregonadas como fuentes de empleo, funcionan

Lleguir l’article complet a El País