¡Lo que nos cuesta la incompetencia!

El coste económico del populismo

El coste económico del populismoFrancesc Trillas –

Cuando en los años 1990 el alcalde Pasqual Maragall visitaba los institutos para explicar a los jóvenes la transformación de la ciudad de Barcelona, les decía a los alumnos (ante su comprensible ansiedad por encontrar soluciones rápidas a los problemas) que tenían que ser “analíticos”, que tenían que huir de las explicaciones simplistas. Poco podía prever que pocas décadas después una ola de populismo iba a hacer más urgente todavía que la juventud (y la opinión pública en general) escuchase ese mensaje.

La presencia de populistas en los gobiernos nacionales llegó a un máximo en el 2018, con Trump, los líderes del Brexit, Modi, Bolsonaro, Orbán, Erdogan y la coalición populista italiana. Pese a las elecciones en Estados Unidos y la caída de la coalición italiana, desde el siglo pasado hasta hoy, el populismo se ha demostrado una estrategia bastante exitosa para llegar al gobierno y permanecer en él, pero a un elevado coste para las sociedades democráticas. Continuar leyendo “¡Lo que nos cuesta la incompetencia!”

¡Tú gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!

Un pertinaz antropocentrismo domina nuestra cultura

Un pertinaz antropocentrismo domina nuestra cultura
14 de marzo del 2021. 10:00

El antropocentrismo sigue dominando el conocimiento humano, casi 500 años después de que el matemático y astrónomo Nicolás Copérnico estableciera que era la Tierra la que giraba alrededor del Sol, poniendo fin así al geocentrismo dominante desde las primeras civilizaciones de nuestra especie.

La idea de que el heliocentrismo era la forma natural de la dinámica de nuestro sistema solar tardó tiempo en implementarse en la cultura humana, hasta que en la década de 1920 otro astrónomo relevante, Edwin Hubble, demostró fehacientemente que el Sol formaba parte de un complejo aún mucho mayor, nuestra galaxia, y que la Vía Láctea era tan solo una entre miles de millones de galaxias en el universo conocido. Continuar leyendo “¡Tú gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!”

La Post-Pandemia será peor que una post-guerra?

Covid-19 | Un año después

“La pandemia ha sido una guerra y la posguerra también será terrible”

Siete consejeros de Sanidad comparten su impotencia inicial, experiencias y temores un año después

Un avión con material sanitario que la Generalitat Valenciana compró a China, en abril de 2020, en el aeropuerto de Manises (Valencia).
Un avión con material sanitario que la Generalitat Valenciana compró a China, en abril de 2020, en el aeropuerto de Manises (Valencia).Juan Carlos Cárdenas / EFE

Trabajan en Gobiernos de distintos colores políticos. Muchos de ellos son médicos de formación y todos han compartido la angustia de recibir cifras mareantes de fallecidos sin saber hasta dónde iban a llegar. Probablemente eso explique el tono en el que se expresan, tan diferente al de la bronca permanente del Congreso de los Diputados. Este es el relato de la pandemia de siete consejeros de Sanidad autonómicos un año después. Continuar leyendo “La Post-Pandemia será peor que una post-guerra?”

Disruptio

Una disrupción es una interrupción o rompimiento con la manera tradicional de ejecutar algo. La palabra viene del inglés disruption, que a su vez deriva del latín disruptio, que significa fractura.

La disrupción del significado

En un mundo en permanente conversación, la transformación digital ha dejado de ser una mera sucesión de dispositivos para transformarse en un catalizador de nuevos significados y valores para personas, empresas e instituciones.

Analfabetismo digitalEl término disrupción ha adquirido un protagonismo sustantivo para describir muchas de las transformaciones que el mundo está experimentando. La crisis económica de 2008, el auge de los populismos, la polarización, el desarrollo exponencial de las redes sociales, el uso masivo de las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial o la revolución del 5G han supuesto un panorama mundial de disrupción. Hasta que llegó la COVID-19 y, de un día para otro, disrumpió con todo lo anterior. Continuar leyendo “Disruptio”

Barcelona no merece tanta incompetencia

Barcelona no merece un paraurbanismo tan cutre

José Antonio Acebillo
Barcelona no merece un paraurbanismo tan cutre

Josep Antoni Acebillo i Marín (Osca, 16 d’abril de 1946) és un arquitecte aragonès i historiador de l’art establert a Catalunya. Format a l’Escola Tècnica d’Arquitectura de Barcelona (ETSAB), també és llicenciat en història de l’art (1976).

Entre 1981 i 1987 fou Director del Servei de Projectes Urbans de l’Ajuntament de Barcelona i, entre 1988 i 1994, director tècnic de l’Institut Municipal de Promoció Urbanística (IMPU), organisme encarregat de planificar i coordinar les obres del projecte olímpic Barcelona’92. Acebillo també va participar en el planejament d’altres grans projectes arquitectònics i urbanístics de la ciutat com el Fòrum de les Cultures (2004).

Entre 1994 i 2011 fou conseller delegat i director de Barcelona Regional, S.A. (Agència Metropolitana de Desenvolupament Urbanístic i d’Infrastructures). També ha comissariat diverses exposicions sobre temes urbans (juntament amb Josep Subirós). En l’àmbit de la docència, Acebillo ha estati professor de l’ETSAB i de l’Accademia di Architettura, Università della Svizzera Italiana (Mendrisio, Sussa).

Son los populismos demagógicos, de derechas y de izquierdas, iniciados en Estados Unidos en los setenta a base de devaluar el concepto de sociedad civil, hábilmente difundidos por los nuevos telepredicadores, apoyados entonces por el hiperliberalismo de Reagan, que tanto concuerdan, a través de Trump, Salvini o Bolsonaro, con la coyuntura actual, tan condicionada por la manipulación y la posverdad. Continuar leyendo “Barcelona no merece tanta incompetencia”

La expansión global de la vigilancia de la IA

Fuente: Gettylding.
Un número creciente de estados están desplegando herramientas avanzadas de vigilancia de la IA para monitorear, rastrear y vigilar a los ciudadanos. El nuevo índice de Carnegie explora cómo los diferentes países están tratando de hacerlo.
Steven Feldstein
Steven Feldstein es un miembro senior en el Programa de Democracia, Conflicto y Gobernanza de Carnegie, donde se centra en temas de democracia, tecnología, derechos humanos, política exterior de Estados Unidos, tendencias de conflictos y Africa.

La tecnología de inteligencia artificial (IA) está proliferando rápidamente en todo el mundo. Los desarrollos sorprendentes siguen emergiendo, desde el inicio de vídeos deepfake que desdibujan la línea entre la verdad y la falsedad, hasta algoritmos avanzados que pueden vencer a los mejores jugadores del mundo en el poker multijugador. Las empresas aprovechan las capacidades de IA para mejorar el procesamiento analítico; los funcionarios de la ciudad aprovechan la IA para monitorear la congestión del tráfico y supervisar la medición inteligente de energía. Sin embargo, un número creciente de estados está desplegando herramientas avanzadas de vigilancia de la IA para monitorear, rastrear y vigilar a los ciudadanos para lograr una serie de objetivos políticos: algunos lícitos, otros que violan los derechos humanos y muchos de los cuales caen en un terreno medio turbio.

Con el fin de abordar adecuadamente los efectos de esta tecnología, es importante entender primero dónde se están implementando estas herramientas y cómo se utilizan. Desafortunadamente, esa información es escasa. Para proporcionar una mayor claridad, este documento presenta un índice de vigilancia global de IA (AIGS), que representa uno de los primeros esfuerzos de investigación de su tipo. El índice recopila datos empíricos sobre el uso de la vigilancia de la IA en 176 países de todo el mundo. No distingue entre usos legítimos e ilícitos de la vigilancia de la IA. Más bien, el propósito de la investigación es mostrar cómo las nuevas capacidades de vigilancia están transformando la capacidad de los gobiernos para monitorear y rastrear a individuos o sistemas. Específicamente pregunta:

Y de nuestros Derechos Digitales ¿que hay?

Inteligencia artificial y ‘seudonimato’: el Gobierno presenta la primera versión de la Carta de Derechos Digitales

La Secretaría de Estado abre el documento a consulta pública para que los ciudadanos puedan realizar aportaciones que se tendrán en cuenta en la redacción final del texto

Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.Getty Images

El Gobierno ha expuesto este martes una primera versión de la Carta de Derechos Digitales, un documento que recoge una lista de derechos relacionados con la vida en el entorno digital. “El objetivo es trasladar los derechos que ya tenemos en el mundo analógico al mundo digital y poder añadir algunos nuevos, como los relacionados con el impacto de la inteligencia artificial y de las neurotecnologías”, ha explicado Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, quien ha presentado el documento este mediodía.

El pasado 15 de junio se inició el proceso participativo de elaboración del texto a través de un grupo de expertos en materia de derechos digitales y con una trayectoria contrastada en el ámbito de los derechos en Internet. El texto se ha abierto a consulta pública este martes para que los ciudadanos puedan realizar aportaciones, que se tendrán en cuenta para la redacción final del texto, prevista para el próximo 4 de diciembre. La Carta de Derechos Digitales se convertirá así en la primera a nivel nacional cuyos contenidos se definen a través de un procedimiento de este tipo. Continuar leyendo “Y de nuestros Derechos Digitales ¿que hay?”

¿Es necesario un Post-Capitalísmo?

  1. Alma, Corazón, Vida :  PAUL MASON, ¿EL NUEVO PIKETTY?

Un libro vaticina el final del trabajo: “en 30 años habrá la mitad de empleos”

Foto: Mason es célebre por su activismo público, como en este piquete informativo frente a la BBC. (Reuters/Toby Melville)En su último libro, el columnista inglés Paul Mason explica que el capitalismo está a punto de desaparecer, lo cual puede provocar o el caos o el fin del trabajo tal y como lo conocemos

Mason es célebre por su activismo público, como en este piquete informativo frente a la BBC. (Reuters/Toby Melville)

El año pasado, El capital de Thomas Piketty se convirtió en un inesperado éxito editorial gracias a su argumentada y documentada crítica de la desigualdad económica, que propició un acerado debate que aún no ha tocado a su fin. Si el francés utilizaba el título del célebre libro de Karl Marx para dar nombre al suyo al mismo tiempo que señalaba su linaje, este año otro volumen recién publicado en Inglaterra y firmado por Paul Mason, antiguo marxista de línea dura reconvertido en columnista de The Guardian y editor de economía de Channel 4 puede ocupar su lugar como guía de lo que está por venir.

La tesis de Postcapitalism: a guide to our future(Allen Lane)se puede resumir en apenas un par de líneas pero dar lugar a toneladas de think-pieces. El capitalismo tal y como lo conocemos está condenado a desaparecer, en especial en la vertiente neoliberal que la caída del Muro de Berlín contribuyó a reforzar. Al igual que ocurrió con el final del feudalismo, la sociedad evolucionará no gracias a una revolución de izquierdas que acabe con el mercado, sino por la inevitable vía abierta por la tecnología y una sociedad basada en la información, que contradice la lógica del mercado, basada en la escasez. Continuar leyendo “¿Es necesario un Post-Capitalísmo?”

Los Robots sueñan con Ovejas Eléctricas

¿Androide o humano? Así nos replicamos

De la rueda al androide, el camino a lo largo de la historia por dar con ‘nuevos’ homo sapiens masculino y femenino está repleto de complejas invenciones, y hoy, gracias a los robots complejos que unen informática e inteligencia artificial, este objetivo está cerca de culminarse.

Vanguardia Dossier – 06/11/2020 Continuar leyendo “Los Robots sueñan con Ovejas Eléctricas”

Cuando es gratis, el precio eres tú y además lo sabes

Tu comportamiento en internet vale dinero

Un hacker trata de acceder a los datos de usuarios en internet / PIXABAY
Cualquier acción que se realiza en la red queda registrada y luego se usa con fines lucrativos
Autor: Jaume Cladera –

La mayoría de las personas disponen hoy de perfiles en redes sociales, en plataformas de streaming o en algunas de comercio electrónico. Sin embargo, muchas veces, sin saberlo, el beneficio que estas empresas obtienen es mucho mayor que el simple hecho de usar sus servicios. De hecho, el usuario tiene poco margen si desea utilizar uno de estos productos: acepta su política de datos y da permiso a la compañía en cuestión para que los pueda usar. Todo lo que se hace en internet deja un rastro que tiene un precio.

Las empresas que más datos de los usuarios almacenan son las principales redes sociales, como Facebook, Instagram, o incluso plataformas para ligar como Tinder y Grindr. Sin ir más lejos, en lo más alto de este inquietante podio se alza la plataforma de Mark Zuckerberg, que recopila un 70% de los datos de los internautas, entre los que se encuentran las horas de conexión, los juegos usados, las aplicaciones que recrean el envejecimiento de cada persona, los “me gusta” y los contenidos compartidos en el muro. Continuar leyendo “Cuando es gratis, el precio eres tú y además lo sabes”