Colau llena el Teatre Nacional y el 22@ de barracas… ¿será una nueva moda de las tecnológicas?

 

Las chabolas se extienden junto a Glòries en Barcelona

Las barracas construidas por personas que recogen chatarra se propagan en un terreno abandonado cerca del Teatre Nacional. Cinco habitantes explican que vivir en estos asentamientos les permite dormir y almacenar lo que recogen por la calle

Guillem Sànchez,  Barracas y chabolas en la confluencia de Tánger con Álava.Barracas y chabolas en la confluencia de Tánger con Álava. / fotos ALBERT BERTRAN

“El problema es que quiero lavarme y aquí no puedo. Tampoco hay luz y tengo que ir a cargar el móvil al bar”, explica Achraf (33 años, Marruecos). Él y Morad (35 años, Marruecos) están construyendo una chabola que piensan compartir. Pero es hora de la pausa y han comprado bocatas de hígado de toro para comer. Mientras los engullen, sentados dentro de una barraca que aún tiene por techo una tela de plástico y en la que todavían faltan palés para terminar el suelo, avisan, señalando la hierba que pisan, que “aquí hay ratas gigantes” que se oyen durante la noche. “Aunque no hacen nada, van a su rollo”, zanja Achraf. “¿Lluvia? ¿Frío? No, tampoco son un inconveniente”, medita; “el problema es la falta de agua”. Su parcela está dentro de un solar lleno de matorrales desde el que los observan tres edificios gigantescos de Barcelona: la Torre Glòries, el nuevo Mercat dels Encants y el Teatre Nacional de Catalunya (TNC).

Barracas en construcción

Aunque Achraf y Morad ahora solo charlan, los golpes de martillo no cesan, porque la construcción de barracas en este espacio abandonado no se detiene. “Cada día aparece una nueva”, aclaran.

Lleguír l’article complet a El Periódico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *