La Generalitat afea a Colau no optara por compra de viviendas intestadas en subasta

Generalitat afea a Colau no optara antes por compra de viviendas en subasta

EFE,

La Generalitat ha afeado hoy al Ayuntamiento de Barcelona que no optara por comprar los pisos procedentes de herencias intestadas en proceso de subasta cuando aún estaba a tiempo y le ha instado a trabajar para destinar a vivienda social los 2,5 millones de euros que espera sacar con la venta.

En declaraciones a los periodistas, el secretario de Hacienda de la Generalitat, Albert Castellanos, ha asegurado que se está cumpliendo con la legalidad al sacar a subasta un total de 46 inmuebles repartidos por Cataluña, de los que 15 están en Barcelona, ya que éstos no reúnen las condiciones para ser destinados directamente a vivienda social, como reclama el consistorio. “Animamos al Ayuntamiento a hacer uso de su representación en la Junta de Herencias para que estos 2,5 millones se destinen en gran parte o en su totalidad a políticas de vivienda y, en el futuro, si alguna vivienda es de interés especial para él, utilice el recurso de venta directa previa a subasta para adquirirlo y gestionarlo directamente”, ha señalado.

En esta línea, ha insistido en que el equipo que dirige Ada Colau podría haberse dirigido a la Generalitat para adquirir los inmuebles de Barcelona que se subastarán el 5 de julio antes de que se iniciara el proceso, que ahora ve irreversible.

Así, ha subrayado que la información sobre los inmuebles que se van a subastar estaba publicada en la web de la Generalitat desde el pasado marzo y que el Ayuntamiento no se ha interesado hasta ahora por ellos.

Ante la polémica que ha creado la subasta, dada la situación de emergencia habitacional que vive la ciudad, Castellanos ha destacado que éstos pisos no se pueden ceder directamente a vivienda social porque no cumplen condiciones establecidas en el decreto de la Generalitat de 2017 porque carecer de cédula de habitabilidad – 5 casos – o por acarrear gastos de comunidad que se consideran inviables – 3 casos -.

Tampoco pueden cederse aquellos inmuebles que proceden de herencias que son deficitarias de acuerdo con el Código Civil catalán, algo que ocurre con 6 de las fincas. “Se tienen que vender para compensar las deudas. No se lo inventa la Generalitat, lo dice el Código Civil”, ha dicho.

En el caso del edificio que alberga el Mesón del Café, se trata de un edificio singular arquitectónicamente que tampoco se puede ceder, según ha dicho.

El destino de los 2,5 millones de euros que la Generalitat espera sacar como mínimo de la subasta de las 10 viviendas de Barcelona será decidido por la Junta de Herencias, un órgano colegiado con presencia de la Generalitat y las administraciones locales a través de las asociaciones municipalistas.

Lleguir l’article a El Periódico

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *