Como evitar e identificar identificar las fake news

Seguridad Tecnológica

Guía para identificar las fake news

Esther Payueta
A finales del siglo XIX, Joseph Pulitzer y William R. Hearst fueron los encargados de llevar a los quioscos las primeras publicaciones denominadas “amarillistas”. La prensa amarilla daba un toque sensacionalista a sus artículos, buscando vender más ejemplares. ¿Y si aquellos magnates de la comunicación conocieran el efecto viral que tiene el sensacionalismo en el siglo XXI?

Leer más

5 bulos de Internet en los que has caído alguna vez

SIGUIENTE ARTÍCULO
Lo escandaloso, lo impactante, lo increíble, vende. En la era de Internet y de las redes sociales, el sensacionalismo ha encontrado una vía exponencial para su difusión: las llamadas “fake news”. Este término comenzó a popularizarse en las elecciones estadounidenses de 2016, pese a que su origen se remonta al siglo VI y a las informaciones falsas del historiador bizantino Procopio de Cesarea. Las fake news son noticias falsas que se difunden y que el usuario no verifica y comparte por su atractivo o impacto.

“A los usuarios nos falta una actitud crítica ante lo que vemos en Internet”, señala Jon Ariztimuño, profesor en Virtual Communities en el grado de Comunicación de IE University. “El móvil lo hemos integrado en nuestras vidas como una prolongación de nuestra personalidad y se ha convertido en demandante de tiempo y de acciones rápidas. Nuestras decisiones de compartir información se producen a la gran velocidad a la que vivimos, tenemos poco tiempo para recibir inputs, digerirlos y tomar la decisión de minimizarlos, ampliarlos o trasladarlos tal cual”.

A los usuarios nos falta una actitud crítica ante lo que vemos en Internet”, señala Jon Ariztimuño.

Elliot Higgins, fact-checker y fundador de Bellingcat, explicó que las fake news se crean y difunden por cuatro motivaciones distintas. Las “4 ‘P’” –pasión, política, propaganda y pago- han impulsado la aparición y el alcance de las fake news.

La pasión se refleja en aquellas noticias referidas a temas muy mediáticos, donde los usuarios se identifican y posicionan fácilmente y, por ello, tienen potencial para adquirir un tono amarillista. Las fake news sobre política, como vimos en las elecciones presidenciales de EE.UU., buscan influir o modificar la conducta o el pensamiento de los usuarios. En cuanto a la propaganda y el pago, ambas motivaciones van unidas.

Las fake news tienen un fin propagandístico, ya que permiten a un gran número de personas en un tiempo mínimo, y con ello consiguen un pago, dado que los clics en las noticias se traducen directamente en dinero gracias a los anunciantes. Además, existe un valor de compraventa en los datos de los usuarios mediante las cookies de las páginas web.

Consejos para evitar las fake news

  1. Desconfía de titulares impactantes, ¿es real o sólo ‘clickbait’?
  2. Consulta la fuente, ¿es de un medio fiable?
  3. Lee el resto del artículo, ¿se corresponde con el titular?
  4. Fíjate bien… ¿puede tratarse de un artículo satírico?
  5. Busca la misma noticia en otras fuentes
  6. Acude a los ‘fact-checkers’ y descubre si es un bulo

“Tú eres tu marca y está en juego tu credibilidad”

El profesor Ariztimuño nos aporta unos consejos finales para que los usuarios de redes sociales estemos prevenidos ante las fake news: “Primero debes decidir cuál es tu perfil público digital, cómo quieres que sea y qué deseas transmitir; ahí debes ser coherente con tu decisión. Lo quieras o no, eres un prescriptor de información para tu entorno digital inmediato”.”Lo que hemos avanzado en rapidez lo hemos perdido en capacidad de análisis y filtrado: movemos más información pero menos auténtica”. Jon Ariztimuño, profesor de IE University.

Nuestra actividad en redes sociales es, cada vez más, nuestra carta de presentación. La credibilidad y la marca digital tardan mucho en construirse y, en el momento en que compartimos información falsa, el error puede salirnos muy caro. Tenemos, por tanto, que mantener la prudencia a la hora de transmitir noticias.

“Lo importante no es compartir un contenido un minuto antes que los demás, sino que esa acción sea coherente con tu perfil y con la estrategia que previamente hayas planeado para el mismo. Como con cualquier otra decisión en el ecosistema digital, debes pensar dos veces antes de hacer clic para compartir una noticia… No vayas a ser un mero transmisor de fake news”, concluye el experto.

Deja una respuesta